play_arrow

keyboard_arrow_right

skip_previous play_arrow skip_next
00:00 00:00
playlist_play chevron_left
volume_up

Cine

Las Niñas. Poesía visual y mazazo político

María Guerra 22 agosto, 2020 5


Fondo
share close

La zaragozana Pilar Palomero debuta en el largometraje de ficción con el inquietante viaje a la preadolescencia de una niña que cumple 12 años en 1992. Las Niñas es un fresco de una generación de mujeres españolas que crecieron en democracia, pero bajo los códigos morales y clasistas del franquismo que seguían clavados a fuego en muchos estratos de la sociedad española.

 Algunas espectadoras reconocerán el rancio ambiente del colegio de monjas, las expectativas conservadoras de sus familias y otra parte del público revisitará su despertar adolescente. Esta propuesta es un cúmulo rebosante de matices políticos y sentimentales, ausente de obviedades. Ese es el gran acierto de esta cineasta, que lanza a la audiencia un espejo que huye de lo edulcorado, y que proyecta de forma seca las angustias y soledades de los primeros años de vida. También avasalla la levedad con la que Palomero describe las relaciones de poder y la crueldad de la clase social en el juego infantil.

Las Niñas

La cámara de Pilar Palomero – formada en la escuela de Bela Tarr- acaricia la vida cotidiana de una joven viuda y su hija, interpretadas por las monumentales Natalia de Molina y la niña Andrea Fandos. Su mirada es cortante y congela el momento en el que la infancia se desgarra. El descubrimiento del sexo, la pobreza ancestral y las mentiras aparecen en el rostro de la niña con una fuerza cinematográfica purísima.

Las actrices preadolescentes – Andrea Fandos, Zoe Arnao, Carlota Gurpegui y Ainara Nieto-  no tenían acceso al guion y han rodado las escenas improvisando los diálogos, lo cual resulta un torrente de autenticidad. Estamos ante una directora con una potente personalidad visual y una gran densidad como narradora. Nada más empezar este Festival de Málaga, ya está claro que Las Niñas es una de las películas españolas relevantes en este extraño 2020. Las Niñas merece un premio, ahora, la duda surge con la continuidad profesional de su directora.

En los últimos años hemos visto despuntar a grandes cineastas como Paula Ortiz, Carla Simón, Lucía Alemany o Celia Rico. Como muchas otras profesionales y artistas, las directoras españolas arrastran el peso invisible de una inercia política y cultural que las deja fuera. Premios sí, continuidad también.

Etiquetado como: .

Rate it
Anterior entrada