play_arrow

keyboard_arrow_right

skip_previous play_arrow skip_next
00:00 00:00
playlist_play chevron_left
volume_up
  • Portada
  • keyboard_arrow_right Cine
  • keyboard_arrow_right Portada
  • keyboard_arrow_right Maixabel for President

Cine

Maixabel for President

María Guerra 18 septiembre, 2021 5


Fondo
share close

Entender al otro es empezar a perdonar. Lo dijo San Agustín y Maixabel Lasa – viuda de Juan Mari Jáuregui asesinado por ETA en el año 2.000-  lo ha puesto en práctica. Diez años después del asesinato de su marido, Maixabel participó en unas entrevistas llamadas encuentros restaurativos dentro del programa Vía Nanclares, en los que once ex militantes  de ETA condenados por delitos de sangre pidieron reunirse con las familias de sus víctimas para pedir perdón y explicar sus motivaciones.

Ya en 2018, Jon Sistiaga consiguió sentar delante de las cámaras a Maixabel Lasa y a Ibon Etxezarreta, uno de los hombres que mató a su marido, en la serie documental ETA, El Final del Silencio. Fue un documental sobrecogedor, pero Maixabel tiene un calado más universal. Blanca Portillo y Luis Tósar protagonizan este dificilísimo retrato de un encuentro entre dos personas que se abren emocionalmente en canal, a pesar del inmenso e irreversible dolor que sufren. Su interpretación se ajusta perfectamente a un guion milimetrado, en el que de forma clara y transparente se rompe el tabú y el silencio con que los que la sociedad vasca ha convivido durante las últimas décadas. Su trabajo es tan inmenso que no necesiten premio que lo refrende.

Maixabel es un drama que supera el conflicto vasco. Es un retrato de un milagro necesario, es una película inteligente y que ofrece un camino para la esperanza. El mayor acierto es poner al espectador en la piel de María Jáuregui, cuya vida se partió a los 19 años cuando se entera del asesinato de su padre. Su mirada joven aporta un relato urgente, un puente entre el pasado que sintonice con los jóvenes que no saben casi nada de ETA, y que quizá hayan simplificado su existencia por el cine que parodia los nacionalismos.

En el pasado festival de Venecia, Almodóvar se preguntaba por qué el cine español ha sido tan reacio a hablar del pasado reciente. Maixabel es una buena noticia, una película tan valiente y necesaria como la propia Maixabel Lasa.

Etiquetado como: .

Rate it
Anterior entrada