play_arrow

keyboard_arrow_right

skip_previous play_arrow skip_next
00:00 00:00
playlist_play chevron_left
volume_up
  • Portada
  • keyboard_arrow_right Portada
  • keyboard_arrow_right Festivales
  • keyboard_arrow_right The Son. Hugh Jackman en un telefilm

Portada

The Son. Hugh Jackman en un telefilm

María Guerra 7 septiembre, 2022


Fondo
share close

El idilio del dramaturgo Florian Zeller con Hollywood está en entredicho, on the rocks, como poco. Después de la soberbia incursión en la demencia senil que hizo en The Father (2020) con Anthony Hopkins y Olivia Colman, el autor francés ha perpetrado The Son, una cursilería cargada de didactismo sobre la agonía de unos padres que asoman al abismo de la enfermedad mental de su hijo adolescente. Hugh Jackman, Laura Dern y Vanessa Kirby hacen lo que pueden con un guión lleno de tópicos sobre la culpa del divorcio y la incredulidad ante la sombra del transtorno psiquiátrico.

The Son de Florian Zeller

The Son es la segunda entrega de la trilogía sobre la familia de Zeller, que vuelve a adaptar una obra de teatro al cine. Después de los laureles de The Father, este director se ha sentido legitimado para hacer incursiones en los rincones más frágiles de la familia, pero el batacazo ha sido monumental. El protagonista es un chico de 17 años, el solvente actor Zen McGrath, que no acaba de encajar el divorcio de sus padres, y que no sabe salir del pozo de tristeza en el que se hunde. Toda la atención del director recae sobre el personaje de Hugh Jackman, flamante abogado de éxito y guapísimo en tomas las tomas, que se enfrenta al mismo abandono que sufrió con su padre, un fugaz Anthony Hopkins que aparece en una sola escena como el arquetipo de padre duro e insensible. El paladar sentimentaloide de Hollywood aplasta los grandes temas que podría abordar The Son.

Todo está mal en esta película, salvo su buenas intenciones. Al parecer cuando Zeller estrenó la obra del mismo título en Francia hace cinco años, el público hacía cola para agradecer que tocase el tabú de la adolescencia y la enfermedad mental. Los festivales de cine son termómetros de la sensibilidad social. Hace cinco años en Venecia se cuestionaba la presencia de directoras en la sección oficial, pero ahora, las nuevas masculinidades son centro del debate del cine occidental. Ese es uno de los temas interesantes que propone The Father, pero lamentablemente se queda en la superficie. Resulta banal.

Etiquetado como: .

Rate it
Anterior entrada